Hoy se estrena La Momia, con Tom Cruise, en lo que se espera sea el primer paso para estrujar una nueva saga de momias, como ya la tuvimos hace más de una década. Las historias de momias en el cine suelen ser un refrito del refrito del refrito, como si ya no tuviéramos suficientes películas de momias.

En una época como la actual, donde sólo se explota la franquicia y el remake, es bueno echar una mirada y rever las pelis de momias que vieron nuestros padres y abuelos y que, si no es por un sucio VHS arrendado en un local de barrio, jamás habríamos visto en nuestra tierna infancia.

(Y porque muchas veces las películas envejecen muy bien en nuestra cabeza).

1. The Mummy (1932, dirigida por Karl Freund)

La original, inspirado por la apertura de la tumba de Tutankamón en 1922. Aquí se sentaron las bases narrativas de las historias de momias. Y bueno, a diferencia de otras cintas de horror como Drácula o Frankenstein, acá no había una obra literaria en qué basarse, por lo que se puso a trabajar la creatividad. Los monstruos eran la especialidad de la Universal.

Boris Karloff, sitúa la visualidad del monstruo, aunque en esta película sólo será en la secuencia de inicio. Eso sí, el personaje es tan trágico como Frankenstein, y con una profundidad tremenda. Además, acá Imhotep creía que Helen (personificada por Zita Johann) era la reencarnación de su amor Ankh-es-en-amon. La idea del amor perdido se repetirá en otros remakes.

2. The Mummy’s hand (1940, dirigida por Christy Cabanne)

8 años tardó en llegar a las pantallas la primera secuela Universal de La momia. Claro que con otro director e incluso sin Karloff. Con Imhotep fuera, la nueva momia, Kharis, fue encarnada por Tom Tyler.

En The Mummy’s hand se puede ver la primera muerte de una momia cuando (casi Spoiler), el héroe de la película, el arqueólogo Steve Banning (interpretado por Dick Foran) le prende fuego a Kharis con un brasero. Si bien The Mummy’s hand no llega al nivel de genialidad de la primera, sí destaca por la muy buena representación de la momia. El trabajo de maquillaje hacer ver a Kharis realmente como un cuerpo sin alma.

3. The Mummy’s tomb (1942, dirigida por Harold Young)

Esta es una secuela de The Mummy’s Hand, y se sitúa 30 años después. Aquí, Kharis regresa de la mano de Andoheb (George Zucco), un profesor del Museo de El Cairo y sumo sacerdote de Karnak por la noche. Kharis será interpretado por Lon Chaney Jr., quien se anotará como el actor de Universal que interpretó a Drácula, al monstruo de Frankenstein, al Hombre Lobo y a la Momia.

Si bien habrán un par de películas más de la Momia con Lon Cheney para Universal (y una graciosa versión cómica con Abbott y Costello, pero sin un ápice de terror ni seriedad), tanto The Mummys’ Tomb como The Mummy’s Hand nutrirán la historia de la siguiente peli de la lista.

4. The Mummy (1959, dirigida por Terrence Fisher)

La primera cinta de la Momia producida por Hammer, la célebre productora inglesa de clásicos de terror, contará con tremendo equipo. Christopher Lee es la momia Kharis, y Peter Cushing interpreta a John Banning. Ambos ya habían trabajado para Drácula y Frankenstein de Hammer.

El fiato entre ambos actores aporta a unas interpretaciones magistrales. Lee surtirá al monstruo de un horror implacable pero con matices muy humanos. Por ejemplo, cuando no quiere matar a Isobel Banning porque piensa que es su princesa Ananka que ha vuelto a la vida. Por su parte, Cushing será el antihéroe perfecto, volviendo la historia de la Momia a su atmósfera terrorífica, algo abandonada en las últimas entregas de Universal.

5. The Curse of the Mummy’s Tomb (1964, dirigida por Michael Carreras)

Esta secuela puede no ser tan terrorífica como su original anterior de Hammer. Eso sí, en The Curse… hay un cuidadoso trabajo de iluminación y escenografía. Egipto nunca lucirá tan colorido como en esta versión. Eso sí, esta película no fue filmada en los estudios Bray, sino en Elstree.

Además, para esta secuela no participó ni Christopher Lee ni Peter Cushing. Incluso, la protagonista femenina, interpretada por Jeanne Roland, tuvo que ser doblada. Su acento francés era demasiado fuerte para Inglaterra.

Aquí, el arribo de la momia a Londres dejará consigo una estela de muertes. Básicamente, la maldición de la tumba no presenta un nuevo componente más allá de los tradicionales, pero no deja de ser intrigante y visualmente atrayente.

¿Y ustedes? ¿Han visto alguna de esta lista? ¿O tal vez otra, que no aparece acá? Comenten.