En plena etapa de pre-producción se encuentra “Bad Moon Rising”, la nueva película del director chillanejo Patricio Valladares, especialista en el cine de terror y que ha hecho su carrera principalmente en el extranjero.

En palabras del realizador, la cinta “se trata de unos tipos con plata que van a un campeonato de snowboard en la montaña. Allí, se encuentran con unos hombres lobo, y tendrán que lidiar con el peligro que conlleva”. La coproducción irlandesa-holandesa escrita por Barry Keating (Downhill, del mismo Valladares) y Herman Slagter cuenta con un presupuesto de más de un millón de euros, con dineros provenientes, entre otros del Irish Film Board, y espera ser filmada a comienzos del próximo año en el Reino Unido.

Estamos en el proceso de revisión del guión, modificando escenas, comenzando el trabajo de storyboard y conceptos de arte de los hombres lobos, además del diseño de efectos especiales. Hay muchos aspectos a considerar antes de ponerse detrás de la cámara y decir ‘acción’”, señala Valladares. Y la verdad es que si bien no es su primera producción afuera (Ya estrenó Hidden in the Woods el 2014 -financiada por Sony Pictures- y Downhill -disponible en iTunes en Europa y Japón), sí es la más costosa financieramente.

Las expectativas son enormes, de dirigir una cinta de terror junto con acción y deportes extremos, de los que soy fanático. Además, es una oportunidad muy buena para mí como director, de encabezar un proyecto con efectos especiales notorios”, añade.

¿Pero cómo un director chileno llega a meterse en el mundo del cine fantástico tan lejos de nuestras fronteras?

Nadie es profeta en su tierra

En junio del 2016, Valladares estrenó Kanli Girdap (Los Fantasmas de Garip) en 190 salas comerciales en Turquía. El film no sólo corona una carrera dedicada al cine de terror, sino también marca el camino que tuvo que seguir el chillanejo para explotar un género de difícil mastique en la producción chilena.

Aquí comenzó con “Currículum”, el 2006. Luego, saltó a la fama en festivales internacionales con la película gore “En las Afueras de la Ciudad”, financiada con un Fondart. “En el Fantasia Film Festival de Montreal, cuando presenté ‘En las Afueras…’, el jurado Michael Biehn -actor de Terminator- habló de comprar los derechos de la película, y al año siguiente estábamos filmando con William Forsythe -Raising Arizona- y Ricco Ross -Aliens- la versión gringa, ‘Hidden in the Woods’. Fue todo muy vertiginoso, pero alentador”, apunta Valladares.

¿Y hacer cine en Chile? “Afuera existe más mercado. También hay mejores condiciones económicas y de filmación”, señala. En todo caso, algo que lo tiene muy ocupado es seguir filmando, y es así como ya tiene en carpeta un proyecto para volver a rodar en el país. “Embryon es una historia de ciencia ficción con capitales europeos, sobre el desastre de Chernobyl, y planeo filmar algunas escenas en Concepción. Será interesante ver cómo podemos contar un miedo tan universal como el atómico desde acá”, destaca.

Por mientras, podemos esperar para ver cómo será la primera película de hombres lobo dirigida por un chileno.