Trump no es nada. Los mexicanos conviven con el terror de una manera que pocas culturas pueden decir, partiendo por cómo celebran el Día de los Muertos, que a nuestros ojos poco tiene de congoja y mucho de fiesta. Digamos que están fascinados de una manera poco ortodoxa.

En la cultura popular, el cine no es la excepción. Seguro acá nos familiarizamos más con las películas de Joselito, Cantinflas y especialmente con la Época de Oro del cine mexicano (Con Pedro Infante como baluerte). Pero lo cierto es que México desarrolló una vertiente paralela de cine de terror, con buenos ejemplos, malos ejemplos y ejemplos bizarros. ¿Algunos son, como decirlo, de mala factura? Sí. Pero el horror y el humor han estado vinculados desde al menos los años 50 (Gracias Roger Corman).

Volvamos a MEX. Loas a Internet, podemos gozar de varios títulos íntegros. Acá presentaremos una breve lista de títulos sugeridos, aunque huelga decir que Carlos enrique Taboada es el nombre que más se puede repetir, no sólo aquí, sino que en cualquier momento que decidan ir a una video club (si es que todavía existen).

1. Alucarda, la hija de las tinieblas (1978) / Juan López Moctezuma

Esta cinta, que puede encontrarse íntegramente en YouTube, cuenta la historia de alucarda, una huérfana que vive en un convento/orfanato y que se hace amiga de Justine, una muchacha que acaba de ser enrolada allí. Alucarda y Justine se hacen muy amigas, pero la primera obra en deseos oscuros y es acusada de satanismo, llevando consigo la suerte de Justine y confrontando a toda la congregación.

Bastante controversial vista con los ojos de ahora y situándola en su contexto, considerando que aborda posesiones espirituales, lesbianismo sugerido, una crítica a una iglesia inquisidora y violenta, y orgías satánicas. Aún así, pasó sin pena ni gloria por las salas aztecas, siendo revivida posteriormente como una película de culto.

2. El Vampiro (1957) / Fernando Méndez

En EEUU Bela Lugosi era Drácula por excelencia. El actor húngaro amigo de Ed Wood consiguió la fama gracias a la película, eh, Dracula de Tod Browning.  Asi y todo, en México adoptaron la universal historia vapiresca, en una relato donde Marta es una joven que viaja en tren a visitar a una tía enferma. Prosigue su viaje en una carreta que va a buscar una caja proveniente de Hungría. Luego llega a una hacienda (una versión azteca del típico castillo) y no sólo descubre que la tía está muerta (spoiler, sorry) sino que todo está asediado por vampiros!

Germán Robles como el vampiro Karol de Lavud es notable, y no sólo le valió reconocimiento como un actor de terror, sino que además filmó la secuela al año siguiente, “El ataud del vampiro”.

3. Más negro que la noche (1975) / Carlos Enrique Taboada

Una aterradora historia que sigue el patrón de “herencia con una condición”. Tras la muerte de una tía, la joven Ofelia hereda su mansión a cambio de cuidar a Becker, el gato negro de la tía. Ofelia se muda con unas amigas y una noche descubren que Becker está muerto. A partir de ahí, empieza el fantasma de la tía a vengar a su mascota muerta. Es interesante cómo aborda el concepto del gato negro, que desde Edgar Allan Poe viene asociado a la desgracia.

En fin, qué mejor que mezclar terror y gatos.

4. El extraño hijo del Sheriff (1982) / Fernando Durán Rojas

Esta cinta relata la historia del sheriff de un pueblo con hijos siameses, pegadísimos. Insiste que el diablo los posee, y convence al doctor del pueblo (Mario Almada) que intervenga los separe con un cuchillo. Uno de los dos muere (no es spoiler! es el detonante de la historia, lo juro) y regresa como fantasma para vengar su muerte, y vengarse contra su propio padre, a quien lo culpa. Niños y terror. Una joya recomendable. Hay limitaciones de bajo presupuesto, claro, pero si se meten en la historia, todo fluirá muy bien.

Ah, y sí, si son fanáticos de Los Simpsons, lo que leen se parece mucho a la Casita del Terror VII. Específicamente la historia de Hugo, el siamés diabólico de Bart Simpson que, bueno, aquí no diré nada.

5. Hasta el viento tiene miedo (1968) / Carlos Enrique Taboada

Nuevamente otra cinta de Taboada en esta lista muy, muy selecta. Aquí, las niñas de un internado muy estricto y algo lúgubre comienzan a experimentar las apariciones del fantasma otra chica, Andrea, miembro del mismo lugar.

Obviamente, si hablamos de una historia de terror en un internado, es porque el fantasma de Andrea también busca cobrar venganza de la directora, la Señorita Bernarda. La mandamás algo tiene que ver en la fatal decisión de la joven.

Pero esta no es una peli de mala factura. La ambientación, la iluminación y el sonido juegan un papel fundamental (De ahí el título). Así, escuchamos cómo el sonido es parte orgánica, y se intensifica más en la escena de la torre que…

Bonus track:

Las Momias de Guanajuato (1970) / Federico Curiel

También conocida como Santo v/s las Momias de Guanajuato. Comienza con un guía turístico, Pingüino, que relata a unos turistas la historias de los cuerpos momificados. Entre estos, que se encuentra el luchador Satan, que según cuenta la leyenda, vengará su derrota  propinada por un ancestro de Santo, el luchador mexicano por excelencia.

Las Momias de Guanajuato no sólo es una película de terror. (Que a nuestros ojos dosmileros llega a ser graciosa y ridícula). También es una excusa para poner en acción a los luchadores de lucha libre mexicana, con escenas muy, muy largas de peleas. Bueno, esto era extremadamente popular en México, así que si se le podía exprimir hasta el último centavo, adelante.